miércoles, 7 de enero de 2015

El 28 de octubre de 2009 (mientras escribo esto me doy cuenta de que han pasado 5 años desde tal fecha... Wow!) decía, el 28 de octubre de 2009 escribí la primera entrada de este blog. Ocurrió un fin de semana mientras me hallaba solo en casa. Tenía la cámara llena de fotografías de la escuela y cosas random, así que las descargué en la computadora y comencé a observarlas una a una. Llegue a las fotografías de las practicas de enfermería comunitaria que habían tenido lugar unos días antes. La experiencia me había resultado fascinante. Era mi primer acercamiento a las personas; a reconocer como piensan y actúan, y como la suma de sus historias influye en su estado de salud y determina su futuro colectivo. Había decidido que me dedicaría de lleno a la enfermería y me especializaría en salud pública, o en algún campo de estudio relativo.

Hoy, a cinco años y dos meses de aquella experiencia, tengo un diplomado de especialización en control de infecciones y epidemiología. Y no sólo eso: también doy clases en la misma escuela que me formó...

Estoy a pocas semanas de que el semestre concluya. La experiencia por la que he atravesado me ha hecho suspirar, reír, llorar y sentir anhelo por el día siguiente... por la clase siguiente. Educar a otros jóvenes en el momento más difícil de su vida es difícil. Quizá es lo más difícil que he hecho hasta ahora. La educación de adolescentes supone adaptarse a los cambios madurativos que tienen lugar en sus cerebros, y que se comportan como una verdadera tormenta de arena...  Al iniciar el semestre pensé que no sería tan complicado realizar esta tarea. ¡Cuán equivocado estaba! Mi nuevo trabajo me hizo ver que tenía lagunas en cuanto a los fundamentos de mi profesión. Mismos que debían ser llenados con teoría y práctica nuevas. Y de esta manera poder llevar los contenidos a mis alumnos como yo deseé, durante mi formación, que me los hubieran dado.

Valoro de gran manera los acontecimientos que he experimentado, pues he aprendido de los alumnos, de mis colegas y de las situaciones en conflicto. Es posible que decida enseñar. Es posible... Todo es posible en este momento. Ahora quiero finalizar con este párrafo de la banda  FUN, la cual describe de manera asombrosa el año que acaba de terminar, y el inicio de este nuevo 2015.

Salud y prosperidad.




"We are shining stars
We are invincible
We are who we are
On our darkest day
When we’re miles away
Sun will come
We will find our way home"



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada